miércoles, enero 04, 2006

MI DOCTOR





Mi admirado doctor
me he entristecido,
aunque tú no te has enterado,
lo he disimulado.

Tus ojos lánguidos
hoy me han recibido como siempre,
con esa eterna sonrisa,
pero ese brillo, esa lucecita,
ya no estaba,
hoy la tenías olvidada.

Tú que eres todo vigor, pura energía,
de pocas y rápidas palabras
que no todos captan…;
certero en tus diagnósticos,
inquieto genio de firmes manos,
adorable gruñón,
serio, exigente y meticuloso,
aunque los demás te perciban distraído
o despistado,
y es que tu cerebro
corre mucho más deprisa que tus labios.

A mí, que con sólo verte trabajar
me motivabas y tu alegría la hacía mía,
tu humanidad, dedicación y entrega
me inyectaban dosis de confianza
y entusiasmo.

Hoy te miraba sin saber el motivo
de esa honda tristeza tuya.
Jamás oí tu voz tan apagada
ni vi en tu cuerpo
movimientos más lentos;
tan cabizbajo estabas
que apenas vi
esos destellos tuyos
que me deslumbraban.

Sólo la languidez
de tu rostro se ha trasformado
con mi humilde regalo,
y cuando me has besado,
he deseado con toda el alma
que no te rindas,
que pronto vuelvas a ser
el que siempre has sido,
el que yo siempre he querido,
aquel frondoso árbol
en el que tantas veces
encontré cobijo.

4 Instantes:

Blogger chesa **Instantes...

Topacio me encanta leerte,
tus sentimientos los llevas
a flor de piel, en cada palabra,
en cada frase.... Una delicia...

Besos bonita.

11:05 p. m.  
Blogger Topacio **Instantes...

Muchas gracias Chesa, para mí es un regalo que pases por aquí y me dejes tan gratas palabras.

¡Qué los reyes te traigan aquello que realmente te haga feliz!

Besos para ti.

9:18 p. m.  
Anonymous Trini **Instantes...

Segura estoy que volverá a mostrar su sonrisa completa y a darte el amparo que necesitas.

Abrazos

6:02 p. m.  
Blogger Topacio **Instantes...

Gracias Trini. Yo también confío en que vuelva a ser ese cariñoso y adorable gruñón.

Besos.

11:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home