lunes, noviembre 09, 2009

LE LLEGÓ ANTES A ÉL


Llegó otra muerte anunciada
como el soplo del viento otoñal
que arranca una hoja,
ya desquebrajada y seca
por el dolor.
Esa hoja que hace años fue fuerte,
erguida e inflexible
desde aquellos ojos de nuestra niñez.

Nos miramos
adentrándonos en las pupilas
intentando reencontrar
ese reflejo de antaño
que se deslizaba entre canicas
y trajes de muñecas.

La figura demacrada, con negra esbeltez
de una mujer ya, con apariencia de adolescente,
me hace retroceder en el tiempo y me miro
a través de su espejo…

A nosotros nos tocó
demasiado pronto
cuando nos quedaba
tanto por hacer y por ser.

Aquella juventud nuestra
vestida de luto se fue tiñendo
de madurez y responsabilidad
a través de los años,
con la ayuda de esas manos
maternales que nunca te dejan de sostener.
Una canción que siempre me ha encantado y que desde lejos me ha regalado una persona por la que siento un cariño especial porque está cerca a de mí a través de sus letras y detalles. Muchas gracias, querido amigo.