domingo, julio 22, 2012

EL REY NEGRO


… Y al cabo de mucho tiempo
el rey negro,
tan independiente, tan frío, tan astuto,
tan seductor,
tan jugador y calculador,
me desveló la jugada.

Todas las piezas encajaban:
tuvieron que enfrentarse a una reina negra,
que en la sombra aguardaba
con un sequito de blancas piezas chismosas,
enloquecidas de celos,
iracundas, desconsideradas,
irrespetuosas…

La más hermosa huyó
para regresar bajo un disfraz
con ansias de cotillear y de pinchar,
tan y como yo suponía;
la más poderosa,
cuan reina madre,
se reproducía para hacer el mal
sin piedad;
y al dueño del tablero le colaron,
o se dejó colar dichas trampas.

Yo tan sólo fui un peón,
como hace tiempo intuí,
que rodaba por el tablero
sin rumbo fijo,
sin color definido,
desorientada, desconfiada
y cansada.


4 Instantes:

Blogger TriniReina **Instantes...

Y, sin embargo, aún sabiéndolo sus jugadas, cuesta desprenderse de el rey: blanco o negro, qué más da. Los hay hasta de colores...

Besos

10:36 a. m.  
Blogger TORO SALVAJE **Instantes...

Ese ajedrez es muy peligroso.
No me gusta nada.

Besos.

7:51 p. m.  
Blogger Topacio **Instantes...

Trini, no me desprendo del Rey Negro porque él no quiso entrar en el juego, sino que se vio obligado a responder.

Llevas razón, Torito, un juego así causa sufrimiento. No volveré a un tablero de este tipo. A la mínima señal me voy corriendo.

Besos a los dos.

8:35 p. m.  
Blogger Amapola Azzul **Instantes...

Interesante partida de ajedrez.

Una observación, el objetivo no era dar" jaque mate al rey"? , enfín , mas que nada por recordarlo.

Besos, feliz partida de ajedrez.

10:55 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home