lunes, octubre 10, 2005

REENCUENTRO EN OTOÑO



















Siempre que mi vida se detiene
acudes tú a llenarme la mente.

Calles mojadas,
calles empedradas,
olor a tierra mojada.
Tu amada ciudad
con orgullo me enseñabas.

Cabellos volando al viento,
riendo,
soñando,
amando.

Cuando yo ni siquiera era proyecto de nada
es cuando mejor estaba,
y contigo pasaba mis horas más queridas,
más preciadas.

Octubre tenía otro sabor,
otro olor:
el otoño vestía los campos,
los pueblos,
las ciudades.

Hojas secas sobre el suelo
y se producía nuestro reencuentro.

Tus ojos negros
mi mayor aliento,
tu cautivadora sonrisa
el mejor de los premios.

Navegante de mis sueños,
amor de mis amores
nunca me cansaré de buscarte.
Quizás encuentre
un reflejo de ti
en otros paisajes
en otros lugares,
en otras gentes.

2 Instantes:

Anonymous Igna **Instantes...

No pasan días sin que tu pluma se libere con narraciones pladadas de recuerdos, y reflejos, tu lectura como poco resulta cada día mas amena.
Te abrazo.

8:07 p. m.  
Blogger Topacio **Instantes...

Gracias Ignacio, tus palabras me halagan.
Un beso.

3:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home