domingo, octubre 09, 2005

LEJOS DE TI

















Me voy lejos de ti
con el alma algo dañada
por tu tristeza,
por la mía,
por nuestra mutua incomprensión.

Casi desde nuestro
primer encuentro
me he estado despidiendo,
y hoy tragándome las lágrimas
me marcho lejos.

Tu dolor me traspasa,
siempre me empapa las entrañas;
me desgarras.

Me hundí en tu tupida red
desde el primer instante,
dejé que jugaras conmigo
y casi caigo en el abismo.

No hay culpables,
yo también jugué contigo,
más de lo que hubiese querido,
más de lo debido.

Entre enredos de juegos
me quemé y sufrí,
también aprendí.
¿Cómo no aprender de ti…?

Sabes que te quise,
lo intuías,
lo percibías,
no fueron palabras vacías,
no se vierten lágrimas
por quien nos es indiferente.

Siempre te llevaba,
aún te llevo,
muy dentro,
aquí,
en mis sentimientos.

Ahora es tiempo de silencio,
tiempo de un adiós casi definitivo,
tiempo de olvido,
tiempo de no estar contigo.

2 Instantes:

Anonymous Igna **Instantes...

Nunca hay adioses definitivos, suelen ser hasta siempre, porque siempre queda algo en el cofre de recuerdos.
Un abrazo.

11:46 p. m.  
Blogger Topacio **Instantes...

Es cierto lo que me dices: afortunadamente los recuerdos de la gente querida quedan con nosotros siempre.
Gracias por estar aquí. Besos para ti.

2:41 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home