viernes, agosto 12, 2005

SEQUÍA
























Tiempos de sequía agrietan mi alma.
Ahora no me queda más que soñar,
esperar,
en una tierra baldía,
que ya no es la mía.

Algún día lloverá
y mi mar se llenará.

Ése que entre espuma blanca
hacía ti me llevará.

Ya no serás mi sueño,
mi anhelo,
serás mi realidad.

2 Instantes:

Blogger IGNACIO **Instantes...

Cuando llueve
el alma se despereza
la tierra sueña
el mar despierta
la espuma será tu sueño
y el agua tu libertad.
Un besazo.

8:17 p. m.  
Anonymous Anónimo **Instantes...

Mi gratitud por tu comentario, que sin quererlo o queriéndolo te salió un bonito poema.

Besos.

5:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home